Cervical Disk Replacement Surgery

What is cervical disk replacement surgery?

Su columna cervical está compuesta por los siete huesos llamados vértebras cervicales, que están apilados uno encima del otro para formar la zona del cuello. Los discos cervicales son las almohadillas que se encuentran entre las vértebras cervicales. Actúan como amortiguadores para que su cuello pueda moverse libremente.

Su columna cervical también forma un túnel de protección por donde pasa la parte superior de su médula espinal. Esta parte de su médula espinal contiene los nervios espinales que otorgan sensación y movimiento a la parte superior de su cuerpo.

Cuando los espacios entre sus vértebras se vuelven demasiado estrechos, hay partes de sus vértebras o sus discos cervicales que pueden hacer presión sobre su médula espinal o sus nervios espinales. Eso le causa dolor, entumecimiento o debilidad. Cuando esos síntomas no responden a los tipos no quirúrgicos de tratamiento, es posible que le recomienden una cirugía de disco.

AMuscsk_20140310_v0_003

La cirugía para reemplazo de disco cervical implica quitar un disco cervical enfermo y reemplazarlo por un disco artificial. Antes de que este procedimiento estuviese disponible, el disco afectado se quitaba y se fusionaban las vértebras que estaban por arriba y por debajo para evitar el movimiento.

El uso de un disco artificial para reemplazar su disco cervical natural es un tipo nuevo de tratamiento que recientemente fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). La cirugía de reemplazo de disco puede tener la ventaja de permitir más movimiento y producir menos tensión sobre el resto de las vértebras que la cirugía de disco cervical tradicional.

¿Por qué se hace una cirugía para reemplazo de disco cervical?

Es común la pérdida de espacio entre sus vértebras cervicales debido a la degeneración o desgaste de los discos cervicales. Los discos cervicales comienzan a colapsar y a deformarse con la edad. Esto le sucede a la gente de más de 60 años. Pero, los proveedores de atención médica no saben por qué en algunas personas la degeneración de discos cervicales causa más síntomas que en otras.

Pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor en el cuello
  • Rigidez del cuello
  • Dolor de cabeza
  • Dolor que se difumina hasta sus hombros o sus brazos
  • Debilidad de sus hombros, brazos, manos o piernas
  • Entumecimiento o sensación de cosquilleo en los brazos

¿Cuáles son los riesgos de una cirugía para reemplazo de disco cervical?

Si bien toda cirugía tiene algún riesgo, la cirugía para reemplazo de disco es un procedimiento relativamente seguro. Antes de que le hagan la cirugía, necesitará firmar un formulario de consentimiento que explica los riesgos y beneficios de la cirugía.

El reemplazo de disco es un tipo nuevo de cirugía de la columna vertebral, por lo que hay poca información sobre los posibles riesgos y resultados a largo plazo. Hable con su cirujano sobre los riesgos y beneficios de la cirugía para reemplazo de disco en relación con los tipos más tradicionales de cirugía de la columna cervical.

Algunos posibles riesgos de la cirugía de la columna cervical son los siguientes:

  • Reacciones a la anestesia
  • Hemorragia
  • Infección
  • Daños en los nervios
  • Pérdida de líquido cefalorraquídeo
  • Cambios en la voz
  • Ataque cerebral
  • Dificultad para respirar
  • Dificultades para tragar
  • Imposibilidad de aliviar los síntomas
  • El disco artificial se rompe o se afloja
  • Necesidad de otra cirugía

Es posible que haya otros riesgos, según su estado de salud específico. Hable con su cirujano sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una cirugía de reemplazo de disco cervical?

Pídale a su proveedor de atención médica que le diga lo que debería hacer antes de la cirugía. Debajo encontrará una lista de algunos de los pasos comunes que probablemente le pidan dar para prepararse.

  • Informe a su cirujano sobre los medicamentos que toma en su casa, incluyendo los suplementos de hierbas y los medicamentos de venta libre. Quizás le indiquen dejar de tomar aspirina u otros medicamentos que diluyan su sangre y que puedan aumentar el sangrado.
  • Dígale a su cirujano si usted o alguien de su familia tiene antecedentes de haber tenido alguna reacción a la anestesia general.
  • Si fuma, quizás le pidan que deje de fumar mucho antes de la cirugía y que evite fumar por algún tiempo después de la cirugía.
  • Antes de la cirugía, probablemente le darán instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber. Es común que le indiquen no comer ni beber nada a partir de la medianoche anterior al día del procedimiento.
  • Pregunte a su cirujano si debería tomar sus medicamentos habituales con un sorbo de agua el día del procedimiento.

¿Qué sucede durante una cirugía para reemplazo de disco cervical?

Justo antes de que comience el procedimiento, le colocarán una línea intravenosa (IV) para que pueda recibir líquidos y medicamentos que le permitirán estar relajado y adormecido. Este procedimiento suele hacerse con anestesia general (usted estará dormido). Es posible que le den medicamentos por la línea IV para adormecerlo. Y es posible que le inserten un tubo en la garganta para proteger sus vías respiratorias y ayudar a su respiración. El procedimiento en sí puede tomar algunas horas. Esto es lo que puede suceder una vez que comienza el procedimiento:

  1. Le colocarán monitores para vigilar su corazón, su presión arterial y su nivel de oxígeno.
  2. Le limpiarán la zona de su cuello donde le harán la incisión con una solución especial para matar los gérmenes que hubiese en la piel.
  3. Le harán una incisión (corte quirúrgico) de una o dos pulgadas (2.5 a 5.6 cm) en un lado o en el frente del cuello.
  4. Con mucho cuidado le correrán a un lado las estructuras importantes del cuello hasta que el cirujano pueda ver los huesos de las vértebras y el disco cervical.
  5. Le quitarán el disco cervical que se va a reemplazar.
  6. Le colocarán el disco artificial en el espacio que dejó el otro disco.
  7. Le cerrarán la incisión con suturas (puntos) que se absorben por debajo de la piel. Luego, le cerrarán la piel con suturas que producen cicatrices mínimas.
  8. Le colocarán un pequeño vendaje sobre la incisión. Puede que le pongan un cuello ortopédico rígido o blando para restringir el movimiento. Y lo llevarán a la zona de recuperación.

Algunos pasos pueden ser levemente diferentes de los descritos arriba. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que podría suceder durante su procedimiento.

¿Qué sucede después de una cirugía para reemplazo de disco cervical?

En el área de recuperación, lo observarán hasta que se recupere de la anestesia. Es normal que sienta dolor después de una cirugía de reemplazo de disco, y es posible que le den analgésicos en el área de recuperación.

La mayoría de la gente necesitará pasar uno o dos días en el hospital. Esto es lo que podría pasar durante su estadía en el hospital:

  • Es posible que le continúen los líquidos intravenosos hasta que pueda beber bien líquidos por la boca.
  • Una vez que pueda beber normalmente, podrá comenzar a seguir su dieta normal.
  • Si lo necesita, seguirá tomando medicamentos analgésicos (para calmar el dolor).
  • Sus enfermeros revisarán su vendaje y le ayudarán a salir de la cama e ir al sanitario.
  • Es posible que le den un cuello ortopédico para que use en el hospital.
  • Lo alentarán a que se levante de la cama y se mueva tan pronto como pueda hacerlo.

La recuperación y la rehabilitación en su casa pueden ser algo diferente para cada persona, pero en general, esto es lo que podría esperar:

  • Puede que siga usando un cuello ortopédico rígido o blando.
  • Podrá seguir su dieta normal.
  • Es posible que necesite regresar a su cirujano para que le quite los puntos.
  • Gradualmente, irá regresando a sus actividades normales. Debería preguntarle a su cirujano acerca de qué restricciones tiene para las actividades. Y también cuándo puede volver a ducharse o bañarse normalmente.
  • Puede que inicie fisioterapia después de algunas semanas.
  • Debería poder regresar a todas sus actividades al cabo de entre cuatro y seis semanas.

Debería llamar a su cirujano si nota alguno de los siguientes problemas:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Sangrado, enrojecimiento, inflamación o supuración de la herida quirúrgica
  • El dolor no se calma con los medicamentos analgésicos (calmantes del dolor)
  • Entumecimiento o debilidad
  • Dificultades para tragar
  • Cambios en la voz o ronquera
  • Dificultad para respirar

Su equipo de atención médica podría darle instrucciones distintas sobre lo que debería hacer después de su procedimiento.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento y quién lo hará
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento

This is Your Hospital

Tell Us Why St. Jude is Your Hospital.

Tell My Story
This is Your Hospital