Gallstones

¿Qué son los cálculos biliares?

Los cálculos biliares son trozos de material sólido que se forman en su vesícula. Se producen cuando el jugo digestivo que se llama bilis se endurece como roca.

La vesícula es un órgano pequeño que está debajo de su hígado. Almacena la bilis que produce el hígado. La bilis está formada por varios componentes como colesterol, sales de la bilis y un pigmento amarillento (bilirrubina).

Los cálculos biliares pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf. Su vesícula puede formar una única piedra grande, cientos de piedras diminutas o ambos tamaños al mismo tiempo. En algunos casos, los cálculos biliares bloquean los tubos que trasportan la bilis (conductos biliares). Eso puede llevar a infecciones de los conductos biliares, del páncreas o del hígado que ponen en riesgo la vida.

Una vez que haya tenido cálculos biliares, estará en riesgo de que se formen más.

Existen dos tipos de cálculos biliares: de colesterol y de pigmento.

Cálculos de colesterol

  • Son los más comunes en Estados Unidos.
  • En la mayoría de los casos, son de color verde amarillento.
  • Están formados principalmente de colesterol endurecido.

Cálculos de pigmento

  • Son menos comunes.
  • Son de color oscuro.
  • Están formados de un pigmento amarillento que se llama bilirrubina.

¿Cuáles son las causas de los cálculos biliares?

Los cálculos de colesterol se forman cuando su vesícula no se vacía como debería. También se forman cuando la bilis tiene:

  • Demasiado colesterol
  • Demasiada cantidad de un pigmento amarillento llamado bilirrubina
  • Cantidad insuficiente de sales biliares

Los expertos en medicina no saben qué causa la formación de cálculos de pigmento. Sin embargo, son más comunes en las personas que tienen:

  • Una enfermedad hepática (cirrosis) por la que tejido cicatricial reemplaza tejido sano del hígado.
  • Una infección en los vasos sanguíneos que transportan bilis (infección del tracto biliar).
  • Trastornos de la sangre que se trasmiten de padres a hijos (hereditarios), como la anemia drepanocítica.

¿Quiénes corren el riesgo de tener cálculos biliares?

Algunas personas tienen un riesgo más alto de formación de cálculos biliares, por ejemplo:

  • Nativos de Estados Unidos. Su población tiene los índices más altos de cálculos biliares en Estados Unidos. Esto puede ser genético, ya que tienen niveles muy altos de colesterol en su bilis.
  • Estadounidenses de origen mexicano. Tienen mayor cantidad de casos de cálculos biliares que el promedio de la población.
  • Mujeres. Tienen dos veces más probabilidades de tener cálculos biliares que los hombres.
  • Personas mayores de 60 años.
  • Personas con antecedentes de cálculos biliares en su familia. Los cálculos biliares parecen trasmitirse de padres a hijos en algunas familias (hereditarios). Es posible que haya una relación genética.

 Los problemas de salud que pueden aumentar su riesgo de tener cálculos biliares incluyen:

  • Obesidad. Es un factor de riesgo importante, principalmente para las mujeres.
  • Estrógeno. Las mujeres pueden tener estrógeno adicional derivado de un embarazo, terapia de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas. Eso parece elevar los niveles de colesterol en la bilis y lentificar el movimiento de la vesícula. Las dos cosas pueden derivar en cálculos biliares.
  • Dieta.  Hacer una dieta con un contenido alto de grasas y colesterol, y un contenido bajo de fibras aumenta su riesgo. Eso trae como consecuencia un nivel más alto de colesterol en la bilis y una disminución del vaciado de la vesícula.
  • Medicamentos para reducir el colesterol. Pueden aumentar la cantidad de colesterol presente en la bilis.
  • Diabetes. Las personas que tienen diabetes suelen tener niveles altos de ácidos grasos (triglicéridos). Eso aumenta el riesgo de formación de cálculos biliares.
  • Pérdida de peso muy rápida. A medida que el cuerpo procesa las grasas durante una pérdida de peso muy rápida, el hígado envía el colesterol sobrante a la bilis.
  • Interrupción de la alimentación por algunos días (ayuno prolongado). El ayuno vuelve más lento el movimiento de la vesícula. Con el paso del tiempo, su bilis acumula demasiado colesterol.

¿Cuáles son los síntomas de cálculos biliares?

Algunas personas que tienen cálculos biliares no presentan ningún síntoma. Se los conoce como cálculos silenciosos. No impiden que la vesícula, el hígado o el páncreas funcionen normalmente. En la mayoría de los casos, no necesitan tratarse.

La mayoría de los cálculos biliares no causan síntomas de inmediato.  

Los síntomas de cálculos biliares (también llamados ataque de vesícula) pueden presentarse de repente. Es frecuente que:  

  • Comiencen cuando los cálculos se agrandan.
  • Se presenten cuando los cálculos comienzan a bloquear conductos biliares.
  • Se presenten luego de una comida grasosa o de noche.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra. Pueden incluir, por ejemplo:

  • Dolor fuerte y constante en la parte superior de su abdomen con empeoramiento rápido
  • Dolor en su espalda entre los omóplatos
  • Dolor en su omóplato derecho
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Coloración amarillenta en la piel o en los ojos (ictericia)

Visite en seguida a su proveedor de atención médica si tiene cualquiera de estos síntomas durante o después de un ataque de vesícula:

  • Dolor que dura más de cinco horas
  • Transpiración
  • Escalofríos
  • Fiebre baja
  • Tono amarillento en la piel o la parte blanca de los ojos
  • Heces de color arcilloso

Los síntomas de cálculos biliares pueden parecerse a los de otros problemas de salud. Siempre consulte a su proveedor de atención médica para estar seguro.

¿Cómo se diagnostican los cálculos biliares?

Muchas personas tienen cálculos biliares, pero no lo saben porque no tienen síntomas. En algunos casos, los cálculos biliares se encuentran accidentalmente. Eso puede suceder si le están haciendo exámenes por otro problema de salud.

Si usted tiene un dolor que no desaparece, su proveedor de atención médica examinará sus antecedentes médicos y le hará un examen físico. 

También es posible que le hagan algunas pruebas para detectar cálculos biliares como, por ejemplo:

  • Ultrasonido. Este examen de diagnóstico por imágenes usa ondas de sonido de alta frecuencia para crear imágenes de sus órganos internos y mostrarlas en la pantalla de una computadora. Se usa para observar la vesícula y cálculos biliares.
  • Gammagrafía hepatobiliar con ácido iminodiacético (colescintigrafía). Esta exploración (HIDA, por sus siglas en inglés) busca detectar cualquier contracción anormal de la vesícula y bloqueos en sus conductos biliares. Se le inyecta una sustancia química radiactiva (marcador) en su vena. La cantidad de radiación es muy pequeña. No le causará ningún daño. Ese marcador se concentra en su hígado y circula hasta entrar en su vesícula. Se usa un escáner para observar la circulación del marcador por sus órganos. Usted tomará un medicamento para hacer que su vesícula se contraiga.
  • Análisis de sangre. Se usan para buscar signos de infección, bloqueo, problemas hepáticos, ictericia y pancreatitis.
  • Tomografía computarizada.  Una tomografías computarizada (CT, por sus siglas en inglés) muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo. Puede mostrar cálculos biliares. Además, puede descubrir una infección o si la vesícula o los conductos biliares estallaron.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica. La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (ERCP, por sus siglas en inglés) usa radiografías y un tubo largo y flexible con luz. Ese tubo se inserta por su boca y garganta. Luego baja por su esófago, pasa por su estómago y llega a la primera parte de su intestino delgado (duodeno). Su proveedor de atención médica puede ver el interior de esos órganos en una pantalla de video y revisar si existe algún problema. Se coloca una tintura en sus conductos biliares a través de ese tubo. La tintura destaca los conductos biliares para que se vean con mayor claridad en la radiografía.

¿Cómo se tratan los cálculos biliares?

Si sus cálculos biliares no causan ningún síntoma, usted generalmente no necesitará tratamiento.

Los cálculos biliares que sí causan síntomas se deben tratar enseguida. Pueden derivar en daño o infección si sus conductos biliares permanecen bloqueados por un tiempo largo.

Si sus síntomas no desaparecen, su tratamiento puede incluir:

  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica. La ERCP usa radiografías y un tubo largo y flexible con luz (endoscopio). Ese tubo se inserta por su boca y su garganta. Luego baja por su esófago, pasa por su estómago y llega a la primera parte de su intestino delgado (duodeno). Se coloca una tintura en sus conductos biliares a través de ese tubo. La tintura destaca los conductos biliares para que se vean con mayor claridad en las radiografías. Los cálculos pequeños se pueden extraer por el endoscopio.
  • Esfinterectomía.  También se puede realizar a través de un endoscopio durante una ERCP. Alrededor de las aberturas de los conductos biliares existen unos anillos de músculo que se llaman esfínteres. Esos anillos pueden bloquear los cálculos biliares. El corte de esos anillos permite que los conductos se abran más para que los cálculos circulen hasta su intestino.
  • Extirpación de vesícula (colecistectomía). Si los cálculos están en su vesícula, esta se debe extraer. Ese tipo de cálculos no se pueden quitar con una ERCP. La extirpación de vesícula es una cirugía común. Su cuerpo funcionará bien si su vejiga, ya que no es esencial para llevar una vida saludable.
  • Drenaje percutáneo/colecistostomía. Si los cálculos de su vesícula causan un bloqueo del ácido biliar y, en consecuencia, una infección, será necesario extraer su vesícula.  Sin embargo, si usted está demasiado enfermo como para hacerse una cirugía o existen otras complicaciones, se puede insertar un tubo de drenaje en su vesícula a través de la piel de su abdomen. Esto retirará el bloqueo temporalmente y limpiará cualquier infección.
  • Tratamiento oral de disolución. Los cálculos se disuelven usando medicamentos producidos a partir de ácido biliar.
  • Éter metil terbutílico. Esta solución se puede inyectar en su vesícula para disolver los cálculos. Se trata de un procedimiento experimental.

 La mayoría de las personas responden muy bien una vez que se les quitan o disuelven sus cálculos.

Puntos clave

  • Los cálculos biliares son trozos de material sólido que se forman en su vesícula.
  • Se producen cuando el jugo digestivo que se llama bilis se endurece como roca.
  • Si sus cálculos biliares no causan síntomas, generalmente no se necesita tratamiento.
  • Si los síntomas no desaparecen, usted necesitará tratamiento para quitar los cálculos.
  • Si los cálculos están en su vesícula, esta se debe extraer. Es una cirugía común.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la consulta, anote los nombres de los nuevos medicamentos, tratamientos o pruebas y análisis, y toda nueva instrucción que su proveedor le dé.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

This is Your Hospital

Tell Us Why St. Jude is Your Hospital.

Tell My Story
This is Your Hospital