Ascites

¿Qué es la ascitis?

La ascitis es una afección en la que se acumula líquido en espacios dentro de su abdomen. Si es grave, la ascitis puede ser dolorosa. El problema puede impedirle moverse con comodidad. La ascitis también puede favorecer que se desarrolle una infección en su abdomen. Además, el líquido puede moverse hacia su pecho y rodear sus pulmones. La respiración se vuelve dificultosa.

¿Cuáles son las causas de la ascitis?

La causa más común de la ascitis es la cirrosis del hígado. Beber demasiado alcohol es una de las causas más comunes de la cirrosis del hígado.  

Diferentes tipos de cáncer también pueden ocasionar esta afección. La ascitis debida al cáncer ocurre más frecuentemente con un cáncer recurrente o avanzado.

La ascitis puede deberse a otros problemas, tales como afecciones cardíacas, diálisis, bajos niveles de proteína e infección.

¿Cuáles son los síntomas de la ascitis?

Estos son los síntomas de la ascitis:

  • Hinchazón del abdomen
  • Aumento de peso
  • Sensación de llenura
  • Distensión
  • Sensación de pesadez
  • Náuseas o indigestión
  • Vómito
  • Hinchazón en la parte inferior de las piernas
  • Falta de aire
  • Hemorroides

¿Cómo se diagnostica la ascitis?

Su proveedor de atención médica le hará un examen físico y le preguntará sobre sus síntomas. También puede que le hagan pruebas tales como:

  • Muestra del líquido. Pueden tomarle una muestra del líquido que está en su abdomen empleando una aguja. Se analizará ese líquido para ver si presenta signos de enfermedad, como cáncer o una infección. Esta prueba puede ayudar a ver a qué se debe su ascitis.
  • Diagnóstico por imágenes. Su proveedor de atención médica puede solicitar imágenes del interior de su abdomen mediante ecografía, resonancia magnética o tomografía computarizada. Una resonancia magnética produce imágenes usando un campo magnético y energía de radiofrecuencia. Una tomografía computarizada produce imágenes empleando radiografías.

¿Cómo se trata la ascitis?

Hay varias cosas que pueden ayudarle a aliviar su ascitis. Su proveedor de atención médica puede indicarle que haga lo siguiente:

  • Reduzca la cantidad de sal que come. Su proveedor de atención médica o un dietista pueden mostrarle cómo seguir una dieta baja en sodio. Evite los sustitutos para la sal que contienen potasio. Esto es porque algunos medicamentos que se usan para tratar la ascitis pueden hacer que suban sus niveles de potasio.
  • Reduzca la cantidad de líquidos que toma.
  • Deje de beber alcohol.
  • Tome medicamentos diuréticos para ayudar a reducir la cantidad de líquido que hay en su cuerpo.
  • En ciertos casos, su médico puede necesitar quitarle grandes cantidades de líquido de su abdomen con ayuda de una aguja. Puede hacer eso si usted tiene dificultades para respirar o si el medicamento diurético no está funcionando bien para usted.
  • En situaciones muy complicadas, puede necesitar un procedimiento especial de radiología, llamado derivación portosistémica transyugular intrahepática (TIPS, por sus siglas en inglés). En este procedimiento, se hace una conexión dentro del hígado entre los vasos sanguíneos para aliviar la presión alta que causa la ascitis.

¿Cuáles son las complicaciones de la ascitis?

La ascitis puede hacer que le resulte difícil comer, beber y moverse. También puede hacerle difícil respirar. La ascitis puede provocar infecciones abdominales, las cuales pueden causar insuficiencia renal. También puede ocasionar hernias umbilicales o inguinales.

¿Se puede prevenir la ascitis?

Hay ciertos pasos que pueden ayudarle a evitar la cirrosis del hígado y el cáncer, y que también sirven para prevenir la ascitis. Por ejemplo:

  • Deje de beber alcohol.
  • Mantenga un peso sano.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Deje de fumar.
  • Limite la cantidad de sal en su dieta.
  • Practique sexo seguro para reducir sus probabilidades de contraer hepatitis.
  • No use drogas recreativas para reducir sus probabilidades de contraer hepatitis.

Cómo vivir con ascitis

Asegúrese de seguir las indicaciones de su proveedor de atención médica para bajar la cantidad de sal que consume. Deberá hacer esto aunque esté tomando medicamentos diuréticos a fin de reducir el líquido en su cuerpo. Asimismo, pésese todos los días y llame a su proveedor de atención médica si sube mucho de peso.

Puntos clave

  • La ascitis es una afección en la que se acumula líquido en espacios dentro de su abdomen.
  • A medida que líquido va acumulándose en su abdomen, puede afectar sus pulmones, sus riñones y otros órganos.
  • La ascitis causa dolor abdominal, inflamación, náuseas, vómito y otras dificultades.
  • Dejar de beber alcohol, mantener un peso saludable, hacer actividad física, no fumar y reducir el consumo de sal pueden ayudarle a prevenir la cirrosis o el cáncer que podrían ocasionarle ascitis.
  • La ascitis no tiene cura, pero hay cambios que puede hacer en su estilo de vida y tratamientos que pueden reducir las complicaciones.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la consulta, anote los nombres de los nuevos medicamentos, tratamientos o pruebas y análisis, y toda nueva instrucción que su proveedor le dé.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

This is Your Hospital

Tell Us Why St. Jude is Your Hospital.

Tell My Story
This is Your Hospital